El bebé: Desarrollo en la semana 17 de embarazo

¡El bebé es tan grande como la palma de la mano abierta! El tamaño del bebé en esta semana es de unos 13 centímetros y pesa alrededor de unos 113 gramos, ha aumentado el doble su peso.
Además del lanugo el cuerpo de tú bebé está cubierto por una sustancia gaseosa llamada vermix cuyo fin principal es el de proteger la piel. Esta sustancia irá desapareciendo en las siguientes semanas.

El feto sabe abrir correctamente la boca y ha aprendido a tragar. Periódicamente, traga el líquido amniótico en el cual está sumergido y lo elimina haciendo pipí.

La madre: Cambios en la madre en la semana 17 de embarazo.

Desde la primera semana de embarazo tus pechos van a ir cambiando. Las hormonas están preparando los pechos para la producción de leche; la irrigación de sangre hacia las mamas es mayor y las glándulas que producen leche crecen y se preparan para amamantar.

Seguramente en esta semana 17 tengas que comprar sostenes adecuados a tu nuevo tamaño. Muchas mujeres aumentan uno o dos números el tamaño de las copas del sostén y las venas comienzan a hacerse visibles.

Con el transcurso de las semanas, tu útero es cada vez más redondo, se alarga hacia la parte superior del abdomen y no tiene una posición fija. Cuando estás de pie, lo “sientes” más porque roza las paredes interiores del abdomen. Tu aumento de peso durante el embarazo, que en este momento debería ser entre 2 kilos y medio y 4 kilos y medio, no es únicamente debido a la presencia del niño, sino también a la preparación de una reserva energética en previsión de la lactancia.