centinela laparoscopia linfadenectomia iliacosLos ganglios linfáticos son parte importante del sistema inmunitario del cuerpo. Muchos tipos de cánceres se diseminan por medio del sistema linfático, y uno de los primeros sitios de diseminación para estos cánceres son los ganglios linfáticos cercanos al órgano, el ganglio centinela.

El ganglio centinela es aquel primer ganglio del sistema del drenaje linfático del cuerpo al que es probable que el cáncer se disemine desde el tumor primario. Cuando el cáncer se disemina, las células cancerosas pueden aparecer primero en el ganglio centinela, antes de diseminarse a otros ganglios linfáticos que recibe el drenaje principal.

Foto ganglio centinela

ganglio centinela
ganglio centinela
ganglio centinela

En el cáncer ginecológico, la detección del ganglio centinela es una práctica habitual en la valoración del estado de los ganglios en estos procesos neoplásicos invasivos, como en el cáncer de mama, el cáncer de endometrio, el cáncer de cérvix y el cáncer de vulva.

En la actualidad, la técnica de detección del ganglio centinela está validado para el cáncer de mama y melanoma vulvar. Están bastante consensuados, los de cáncer de endometrio, cáncer escamoso de vulva , cáncer de cérvix. En el cáncer de ovario aún esta en fase experimental y no está validado por las sociedades científicas.

La detección del ganglio centinela se ha convertido en una herramienta de diagnóstico para los estadios iniciales de los cánceres. Proporciona información sobre el estado de los ganglios linfáticos. Tras el resultado intraoperatorio y/o postoperatorio se podrá diseñar el tratamiento adyuvante del tumor.

Otra gran ventaja de realizar la detección del ganglio centinela, es la de evitar una linfadenectomía territorial, conllevando una disminución del riesgo de un linfedema de extremidades inferiores-superiores en función de la localización del órgano afecto y/o linfoquistes, sobreinfección de linfoquistes, parestesias, lesiones de sangrado de los grandes vasos adyacentes a los mismos y con ello se disminuye la morbilidad intra y postoperatoria asociada a la linfadenectomía completa.

En función del órgano, si es central como el endometrio, cérvix y vulva se precisa que el drenaje sea de forma bilateral para asegurar un buen mapeo linfático. En el caso de que la detección fuera negativa para uno de los dos hemipelvis o ausencia de drenaje unilateral deberá realizarse la linfadenectomía porque podría haber una oclusión del conducto linfático por invasión tumoral y poder dejar una metástasis in situ sin tratar. En la mama al estar en uno de las dos partes del cuerpo solo se busca el drenaje en la mama problemática.

El riesgo de un error en la técnica de detección del ganglio centinela (Falso negativo) está por debajo del 5%. En estudios científicos se ha comprobado que la tasa de supervivencia global es similar.

Esta detección se puede realizar con diferentes trazadores radioactivos (tecnecio-99m) y colorantes vitales (azul de isosulfán y verde de indocianina fluorescente). Un cirujano/radiólogo inyecta la sustancia radiactiva o colorante o ambos (técnica combinada) cerca del tumor para localizar la posición del ganglio linfático centinela. Luego, en el quirófano el cirujano usa un dispositivo que detecta radiactividad para encontrar el/los ganglio/s centinela/so. Tras la localización de los ganglios, se extirpan y se realiza un primer estudio histológico par confirmar ausencia/presencia de malignidad. En función del tipo de tumor será necesario completar la linfadenectomía. De todas maneras, estos ganglios son sometidos a un estudio histológico posterior para poder valorar la presencia o ausencia de lesiones mínimas como las células tumorales aisladas.

Inyección de radiotrazador a nivel cervical

FOTO: Inyección de radiotrazador a nivel cervical

Ganglio centinela mediante fluorescencia

FOTO: Ganglio centinela mediante fluorescencia con verde de indocianina (cáncer de endometrio y cáncer de cérvix)

Ganglio centinela mediante radiotrazador

FOTO: Ganglio centinela mediante radiotrazador Tecnecio-99m con la sonda laparoscópica (cáncer de endometrio y cáncer de cérvix).

extirpación del ganglio centinela pélvico

FOTO: Posterior extirpación del ganglio centinela pélvico.

colorante y radiotrazador peritumoral vulvar

FOTO: Aplicación del colorante y radiotrazador peritumoral vulvar.

Linfogammagrafía para la detección del ganglio centinela con radiotrazador

FOTO: Linfogammagrafía para la detección del ganglio centinela con radiotrazador.

Detección ganglio centinela

FOTO: Detección ganglio centinela en el cáncer de vulva a nivel inguinal.

detección ganglio centinela en cáncer de mama

FOTO: detección ganglio centinela en cáncer de mama. (Fuente fotografia: Instituto Nacional del Cáncer)

Una sustancia radiactiva y un tinte azul se inyectan cerca del tumor (primer cuadro). El material inyectado se localiza visualmente o con un dispositivo que detecta radiactividad (cuadro del centro). Los ganglios centinelas (los primeros ganglios que absorben el material) se extirpan y estudian para verificar la presencia de células cancerosas (último cuadro).