monitorizacion fetalRegistro cardiotocográfico externo

La monitorización fetal permite valorar el bienestar fetal antes del parto. Sobre el abdomen materno se colocan dos receptores, uno que registra la presencia de contracciones uterinas, y otro que registra la frecuencia cardíaca fetal. Su duración mínima es de 20 minutos.

Para la realización del test se recomienda que la paciente haya ingerido alimentos dentro de las dos horas previas y colocarse preferentemente en posición de decúbito lateral izquierdo (ladeada >10 grados hacia la izquierda). Su ginecólogo le recomendará a partir de cuándo debe realizarlo. En gestaciones de bajo riesgo suele ser entre la semana 38 y la semana 40.

Este mismo método es el que se utiliza para comprobar el bienestar fetal durante el parto.